Sin título

Publicado: 23 febrero, 2011 en Relatos, Sin categoría

Ayer volvía a casa en el metro y me senté al lado de una chica con un pelo a lo afro espectacular(“Existían varios ejemplos de ese tipo en las colecciones de los Médicis, al menos en 1471, y probablemente antes“). Iba hablando por los auriculares del móvil y, claro, me puse a cotillear, ya que mi lectura no me inspiraba demasiado. (“Alrededor de 1460, comienza a generalizarse el esquema de Plotino de las `virtudes´”).  Hablaba con un tal Iñigo, al que preguntaba que si quería tener hijos con ella y después le decía que era una tontería porque ella no podía tener hijos, que dejara de hablar y pensar en ello. (“Hay ahí una influencia evidente de la especulación neoplatónica sobre el arte florentino”).  Un poco raro, pero me pareció más raro que ella le felicitara después porque él se había ido a vivir con una tal Wanda, lo que inevitablemente me hizo acordarme de la peli de John Cleese y mi mente me proyectó la imagen de un pez con una boca enorme echando burbujas en una pecera… (“Capítulo II: Los medallones del palacio de los Médicis y la Cornalina de Cosme“). Después nuestra chica afro empezó a decirle al tal Iñigo que no conocía a nadie que se hubiera curado de esa enfermedad y que ella no se tomaba las pastillas porque le parecía una tontería (“Algunos años después del trabajo de Ghiberti, Donatello restauraba para Cosme `un Marsias antiguo de mármol blanco´”). Yo intentaba centrarme en la lectura, pero no había manera, mi lado cotilla estaba venciendo la batalla. El final fue un poco decepcionante porque él debió de decir algo, ella pareció mosquearse y le dijo que ya hablarían en otro momento y colgó. Se bajó en la parada siguiente. Otra chica ocupó su lugar. (“Es lo que ocurre, particularmente, en el círculo de artistas que ha comprendido y valorado mejor la significación del tema, el taller de Perugino“). Esta no hablaba, pero llevaba también auriculares. Iba escuchando música y haciendo que las siete personas que estábamos a su alrededor también la escucháramos. Por fin llego a Oporto y salgo del tren. Voy por las escaleras mecánicas y comienza a escucharse esa familiar guitarra. Ese tipo que está por las tardes tocando en el vestíbulo de la línea 6 en la estación de Oporto. El que ponía carteles graciosos en la funda de la guitarra. Esos carteles que evitabas leer si ibas solo para no descojonarte, aunque la tentación siempre vencía y acababas leyéndolos y muerto de la risa mientras subías las escaleras. Bueno, pues ya no pone carteles. Ahora tiene dos cd’s de él mismo, lo que resulta forzosamente mucho menos cómico.  Así que pasé por delante sin pena ni gloria, sólo pensando en lo extraño que me resultaba que no estuviera tocando el Romance anónimo, ya que siempre que paso por ahí está tocando esa canción (salvo el lunes que tocaba Cumpleaños feliz). Repentinamente, le oigo gritar: “¡Ole la cultura china; chino de los cojones!”. Y esto me llevó a recordar mi teoría sobre las bolsas para cacas de perros y la conquista del mundo por los chinos, teoría que ya contaré otro día y que, unas horas después, y sin poder sospecharlo, se me vino abajo sacando al perro. Tal como vino, se fue. ¡Cómo un simple detalle tira por el suelo toda una teoría!

P.D. Por si alguien siente curiosidad, el libro que iba leyendo es: Arte y humanismo en Florencia en tiempos de Lorenzo el Magnífico, de André Chastel.

Anuncios
comentarios
  1. Liru dice:

    Muy interesante sobre todo la parte en gris oscuro…:p

    Me gusta

  2. alfonso dice:

    Buenta teoria la de la conquista mundialde los chinos gracias a las bolsas de las cacas de perro!
    Dehecho, encontre casi tan interesante aquella historia como la que acabo de leer. Sin embargo lo interesante y verdaderamente cómico de aquella narración no fue ni de lejos la teoría, sí lo siento mucho, lo mas cómico fue la situación en la que nos encontrabamos y por la cual me hizo ésta tanta gracia!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s